Domingo 08 de Abril de 2.018

Click Aquí

Que Jesús, resucitado y siempre presente en nuestras vidas, sea
el motor de nuestra felicidad, de nuestra ofrenda personal y de
todo lo que somos y hacemos. DANOS TU PAZ, SEÑOR.
(De J. Leoz)