Domingo 21 de Julio de 2.019

Click Aquí

«….Pidamos a la Virgen María, Madre de la escucha y del servicio, que nos enseñe a meditar en nuestro corazón la Palabra de su Hijo, a rezar con fidelidad, para estar, cada vez más atentos, concretamente, a las necesidades de los hermanos». PAPA FRANCISCO. ÁNGELUS. Plaza de San Pedro, Domingo 21 de julio de 2013.

Domingo 14 de Julio de 2.019

Click Aquí
“….Dios siempre quiere la misericordia y no la condena hacia todos. Quiere la misericordia del corazón, porque Él es misericordioso y sabe comprender bien nuestras miserias, nuestras dificultades y también nuestros pecados. A todos nos da este corazón misericordioso. El Samaritano hace precisamente esto: imita la misericordia de Dios, la misericordia hacia quien está necesitado». PAPA FRANCISCODel ÁNGELUS ,Castelgandolfo, Domingo 14 de julio de 2013.

domingo 07 de julio de 2.019

Click Aquí
«……No debemos gloriarnos como si fuésemos nosotros los protagonistas: el protagonista es uno solo, ¡es el Señor! Protagonista es la gracia del Señor. Él es el único protagonista. Nuestra alegría es sólo esta: ser sus discípulos, sus amigos. Que la Virgen nos ayude a ser buenos obreros del Evangelio». PAPA FRANCISCO, ÁNGELUS. Plaza de San Pedro, Domingo 7 de julio de 2013.

Domingo 30 de Junio de 2.019

Click Aquí
«…..La conciencia es el espacio interior de la escucha de la verdad, del bien, de la escucha de Dios; es el lugar interior de mi relación con Él, que habla a mi corazón y me ayuda a discernir, a comprender el camino que debo recorrer, y una vez tomada la decisión, a seguir adelante, a permanecer fiel.» PAPA FRANCISCO. ÁNGELUS. Plaza de San Pedro. Domingo 30 de junio de 2013.

Domingo 23 de Junio de 2.019

Click Aquí
«Quien vive la misión de Cáritas no es un simple agente, sino un testigo de Cristo. Una persona que busca a Cristo y se deja buscar por Cristo; una persona que ama con el espíritu de Cristo, el espíritu de la gratuidad, el espíritu del don. Todas nuestras estrategias y planificaciones permanecen vacías si no llevamos este amor en nosotros. No nuestro amor, sino el suyo. O mejor aún, nuestro amor purificado y fortalecido por el suyo. «PAPA FRANCISCO. 2 de mayo de 2015 .

Las Matas de Madrid