Archivo de la categoría: Hojas parroquiales

Domingo 07 de Octubre de 2.018

Click Aquí

“……….Pongamos este tiempo bajo la materna protección de la Virgen María. Que ella, mujer de la escucha y la memoria, nos acompañe a reconocer las huellas del Espíritu para que, «sin demora» (cf. Lc 1,39), entre sueños y esperanzas, acompañemos y estimulemos a nuestros jóvenes para que no dejen de profetizar……”PAPA FRANCISCO. SANTA MISA DE APERTURA DE LA XV ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA DEL SÍNODO DE LOS OBISPOS. Basílica Vaticana, Miércoles, 3 de octubre de 2018.

Domingo 30 de Septiembre de 2.018

Click Aquí

“………Se trata de ir adelante en la vida con coherencia cristiana, dando testimonio de que creemos en Jesucristo y sabiendo que somos pecadores. Pero con la valentía de pedir perdón cuando nos equivocamos y teniendo mucho miedo de escandalizar. Que el Señor nos conceda esta gracia a todos nosotros.” PAPA FRANCISCO. Cf. Homilía 27 febrero 2014 en Santa Marta.(Fuente: Observatore Romano)

Domingo 23 de Septiembre de 2.018

Click Aquí

“…. especialmente quiero invitarlos a que cuiden y sirvan, de modo especial, la fragilidad de sus hermanos. No los descuiden por proyectos que puedan resultar seductores, pero que se desentienden del rostro del que está a su lado. Nosotros conocemos, somos testigos de la «fuerza imparable» de la resurrección, que «provoca por todas partes gérmenes de ese mundo nuevo» (cf. Evangelii gaudium, 276.278).[…]

Porque, queridos hermanos y hermanas, «quien no vive para servir, no sirve para vivir». PAPA FRANCISCO, Plaza de la Revolución, La Habana. 20 de septiembre de 2015.

Domingo 16 de Septiembre de 2.018

Click Aquí

“……la senda del «perder la propia vida» para encontrarla de nuevo (v. 25). «Perderla» en el sentido de donarla, entregarla por amor y en el amor —y esto comporta sacrificio, incluso la cruz— para recibirla nuevamente purificada, libre del egoísmo y de la hipoteca de la muerte, llena de eternidad.”

La Virgen María nos precede siempre en este camino; dejémonos guiar y acompañar por ella.” PAPA FRANCISCO, ÁNGELUS, Domingo 31 de agosto de 2014