HOJA PARROQUIAL DOMINGO DE RAMOS 13 DE ABRIL DE 2.014

lecturas

Click Aquí

La Buena Noticia es la alegría de un Padre que no quiere que se pierda ninguno de sus pequeñitos. Así brota la alegría en el Buen Pastor que encuentra la oveja perdida y la reintegra a su rebaño. El Evangelio es levadura que fermenta toda la masa y ciudad que brilla en lo alto del monte iluminando a todos los pueblos. El Evangelio tiene un criterio de totalidad que le es inherente: no termina de ser Buena Noticia hasta que no es anunciado a todos, hasta que no fecunda y sana todas las dimensiones del hombre, y hasta que no integra a todos los hombres en la mesa del Reino. El todo es superior a la parte.”  PAPA FRANCISCO EVANGELII GAUDIUM

Conferencia con el fiscal general de seguridad vial

“Decálogo del Conductor”

 I. No matarás.

II. Que la carretera sea para ti un instrumento de comunión entre las personas y no de daño mortal.

III. Que cortesía, corrección y prudencia te ayuden a superar los imprevistos.

IV. Sé caritativo y ayuda al prójimo en la necesidad, especialmente si es víctima de un accidente.

V. Que el automóvil no sea para ti expresión de poder y dominio ni ocasión de pecado.

VI. Convence con caridad a los jóvenes, y a los que ya no lo son, para que no se pongan al volante cuando no estén en condiciones de hacerlo.

VII. Brinda apoyo a las familias de las víctimas de los accidentes.

VIII. Haz encontrar la víctima con el automovilista agresor en un momento oportuno, para que puedan vivir la experiencia liberadora del perdón.

IX. En la carretera tutela la parte más débil.

X. Siéntete tú mismo responsable de los demás.

 (Pastoral de la carretera. Roma, 2001)

Imágenes en galería al final de la página

HOJA PARROQUIAL 06 DE ABRIL DE 2.014

lecturas

Click Aquí

“….Nuestros esfuerzos se orientan asimismo a encontrar el modo de que cesen en el mundo las violaciones de la dignidad humana, las discriminaciones y los abusos, que, en tantos casos, son el origen de la miseria. Cuando el poder, el lujo y el dinero se convierten en ídolos, se anteponen a la exigencia de una distribución justa de las riquezas. Por tanto, es necesario que las conciencias se conviertan a la justicia, a la igualdad, a la sobriedad y al compartir.” Papa Francisco

SOLO SOY LA VOZ DE MI PUEBLO

Juan José Aguirre Muñoz nos obsequia con sus vivencias en un libro recién publicado del cual nos hacemos eco en nuestra parroquia y que ya tenéis a vuestra disposición en el despacho parroquial por muy poco.

IMAG1233 IMAG1236

NO OS LO PERDAIS. YA DISPONIBLE EN EL DESPACHO PARROQUIAL

Como decía hoy el Padre Gaétan en la misa de 11 este libro supone ” Alimento espiritual para todos” y “Alimento material para cualquiera que lo necesite”

HOJA PARROQUIAL 30 DE MARZO DE 2.014

lecturas

Click Aquí

“El encuentro con Dios en la oración nos impulsa nuevamente a «bajar de la montaña» y volver a la parte baja, a la llanura, donde encontramos a tantos hermanos afligidos por fatigas, enfermedades, injusticias, ignorancias, pobreza material y espiritual. A estos hermanos nuestros que atraviesan dificultades, estamos llamados a llevar los frutos de la experiencia que hemos tenido con Dios, compartiendo la gracia recibida. Y esto es curioso. Cuando oímos la Palabra de Jesús, escuchamos la Palabra de Jesús y la tenemos en el corazón, esa Palabra crece. ¿Sabéis cómo crece? ¡Donándola al otro! La Palabra de Cristo crece en nosotros cuando la proclamamos, cuando la damos a los demás. Y ésta es la vida cristiana. Es una misión para toda la Iglesia, para todos los bautizados, para todos nosotros: escuchar a Jesús y donarlo a los demás.” Papa Francisco (16 /03/2014)

HOJA PARROQUIAL 23 DE MARZO DE 2.014

lecturas

Click Aqui

“Con sus invitaciones a la conversión, la Cuaresma viene providencialmente a despertarnos, a sacudirnos del sopor, del riesgo de seguir adelante por inercia. La exhortación que el Señor nos dirige por medio del profeta Joel es fuerte y clara: «Convertíos a mí de todo corazón» (Jl 2, 12). ¿Por qué debemos volver a Dios? Porque algo no está bien en nosotros, no está bien en la sociedad, en la Iglesia, y necesitamos cambiar, dar un viraje. Y esto se llama tener necesidad de convertirnos. Una vez más la Cuaresma nos dirige su llamamiento profético, para recordarnos que es posible realizar algo nuevo en nosotros mismos y a nuestro alrededor, sencillamente porque Dios es fiel, es siempre fiel, porque no puede negarse a sí mismo, sigue siendo rico en bondad y misericordia, y está siempre dispuesto a perdonar y recomenzar de nuevo. ” PAPA FRANCISCO,Miércoles 5 de marzo de 2014